lunes, 10 de septiembre de 2012

MEJORA DE LA VELOCIDAD LECTORA BUENO


MEJORA DE LA VELOCIDAD LECTORA

- Para aumentar la velocidad lectora tenemos que partir de los fundamentos de lo que es leer. Al leer nuestros ojos van moviéndose a base de saltos o fijaciones en las que se agrupan una o varias palabras. Por lo tanto, para aumentar la velocidad lo que tenemos que pretender es realizar el menor número de fijaciones posibles en cada línea para así en una sola fijación abarcar el mayor número de palabras posibles. Podemos ver mejor esto en un ejemplo:



"En las playas / de todos los mundos / se reúnen los niños/

El cielo infinito / se encalma / sobre sus cabezas; / el agua /

impaciente, se alborota. / En las playas de todos los mundos / los niños se reúnen, / gritando y bailando" (Brunet 1988,pag.93)

(Los espacios entre barras son el grupo de palabras que se perciben de un solo golpe de vista, fijación, por un lector normal)

- Intenta practicar todo lo que puedas con textos que te atraigan, aunque tengo que reconocer que la poesía puede ayudarte a mejorar la velocidad, ya que las frases y lineas son mas cortas.

También podemos aumentar la velocidad lectora de la siguiente manera:

Elige tres páginas seguidas de un libro que te motiven y que estén más o menos igual cubiertas de texto.

La primera hoja la tienes que leer a la velocidad que normalmente lo hagas, pero procurando entender lo que lees.

La segunda hoja, a continuación, la lees a la mayor velocidad posible, sin preocuparte en entender lo que lees o en si te saltas palabras y sin volver atrás.

Por último, la tercera hoja la lees a la mayor velocidad que puedas, pero esta vez asegurándote que entiendes lo que lees y siguiendo las pautas de las que hablábamos antes de las fijaciones y de procurar no volver atrás (uno de los mayores problemas de los lectores lentos).

Al terminar de leer la tercera hoja apuntas el tiempo que te llevó esta última. Este ejercicio lo debes realizar cinco días a la semana durante 3 semanas y luego descansar uno. Si la velocidad ves que no aumenta repite este tipo de ejercicio o prueba la siguiente técnica.

Coloca una postal bajo la línea que lees, tratando de ir aumentando progresivamente la rapidez de la lectura y leyendo cada línea con sólo tres o cuatro fijaciones, según sea su longitud

MEJORA DE LA COMPRESIÓN LECTORA


Podemos pasar a hablar ahora de un método, más que de una técnica, de mejora de la compresión lectora. El método EPL2R responde a un estilo más minucioso y detallado de la lectura que la podeis usar como método de estudio.

Cada letra del grupo EPL2R responde a la inicial de cinco pasos que se proponen en la lectura de cualquier texto:

- Exploración: consiste en saber de que va el texto antes de ponernos a trabajar en el. Haz una primera lectura rápida para coger una pequeña idea de que va

- Preguntas: en esta fase nos planteamos una serie de preguntas, fundamentales a cerca del texto que creemos que tenemos que saber responder después de la lectura. Podemos transformar en preguntas los encabezamientos y títulos

- Lectura: esta es la fase propia de la lectura, que debe ser con el ritmo propio de cada uno, haciendo una lectura general y buscando el significado de lo que se lee. Si es necesario, busca en el diccionario las palabras que desconoces. En una sesión de estudio aquí introduciríamos el subrayado, las notas al margen, etc

- Respuestas: una vez terminada la lectura analítica anterior, pasa a contestar las preguntas que te planteabas anteriormente y si es necesario hazte alguna pregunta más específica, concreta o puntual sobre el texto y su contenido

- Revisión: consiste en una lectura rápida para revisar el texto, o tema, leído. Se ven los puntos que no quedaron claros y se completan las respuestas. Aquí, en una sesión de estudio, introduciríamos los esquemas y resúmenes

"UN BUEN PLAN DE TRABAJO DEBE SER PERSONAL, REALISTA, FLEXIBLE Y CON TIEMPO PARA EL ESTUDIO Y TIEMPO PARA EL DESCANSO"(Brunet)

DONDE ESTUDIAR Y COMO ESTUDIAR


- En una habitación que dispongáis para ello, si puede ser de tu uso exclusivo, sin malos olores, bien aireada y ventilada, ni con mucho calor ni con frío, sin molestias de ruidos, ni otro tipo de distracciones (televisión, cuarto de juegos de los hermanos, radio, etc.).

- Ten una mesa de trabajo amplia, en la que puedas tener encima todo el material que vas a necesitar, sin otros objetos de distracción como revistas, juegos, adornos móviles, etc.

- La luz que sea preferiblemente natural y si no es así que sea blanca o azul y que proceda del lado contrario a la mano con la que escriben (a un zurdo la luz tendrá que provenirle de la derecha).

- Tanto la mesa como la silla deberán estar en consonancia con tu altura, ser cómodas pero no en exceso. La silla tiene que tener respaldo y ser dura. La excesiva comodidad te llevará a rendir menos e incluso a dejar de estudiar, pero con la incomodidad ocurrirá lo mismo.

- Debes cuidar mucho la postura. Con el tronco estirado y la espalda apoyada en el respaldo de la silla. A una distancia alrededor de 30 cm. del libro o apuntes y si es posible que estén inclinados por un atril u otro objeto, esto hace que la vista y los ojos no se cansen tan pronto.

- Es muy importante estar decidido a la hora de ponerse a estudiar, no titubees e intenta mentalizarte de que ese es el trabajo que tienes que hacer y es mejor hacerlo con alegría y distensión que enfadados y sin ganas.

- Es muy importante que antes de ponerte a estudiar hagas una reflexión sobre todo lo que vas a necesitar y lo coloques o en la mesa o al alcance de la mano (diccionarios, libros de consulta, bolígrafos, reglas, enciclopedias, etc).

- También es muy importante que sepas que es lo que vas a hacer cada día y tenerlo todo planificado (pero con flexibilidad). Por eso es muy conveniente que hagas un horario de estudio diario pero que tiene que ser realista, teniendo en cuenta tus capacidades, realizable y factible y también flexible y preparado para los imprevistos, donde no solo esté reflejado el tiempo de estudio sino también el tiempo de ocio y descanso. Recuerda que cada hora debes descansar 10 minutos.

- A la hora de hacer tu horario piensa cual es el mejor momento para estudiar, según tus condiciones, y siempre empieza por las asignaturas más fáciles para pasar posteriormente a las más difíciles y terminar con otras también fáciles.

- Las horas de ocio también son importantes, no te olvides de ellas.

- Debes dormir una media de 8 a 10 horas, es fundamental para luego rendir bien

EL SUBRAYADO Y LOS ESQUEMAS


El objetivo del subrayado es destacar las ideas esenciales de un texto. Posteriormente, al leer únicamente lo subrayado se puede recordar el contenido de dicho texto.

No hace falta decir que existen teorías psicológicas de la percepción humana que fundamentan esta técnica, ya que está demostrado que la memoria se fija y recuerda más y mejor aquellas cosas que se resaltan.

Por esto, es necesario que no solo conozcáis esta técnica, sino que también la dominéis y uséis. Su fundamento consiste en resaltar de otro color (se recomiendan colores vivos como el rojo o verde o los colores fluorescentes, aunque cansan más) aquellas series de palabras que tienen sentido y contenido propio semántico que con una lectura posterior de lo subrayado esto tenga sentido y se entienda el texto y se vean reflejados sus datos más relevantes. Por ello no es necesario subrayar artículos, conjunciones (solo en caso de engarces) preposiciones y si es conveniente subrayar sustantivos, verbos, adjetivos, fechas, nombres propios, etc.

Es evidente que es una técnica algo difícil de llegar a dominar y requiere mucha práctica.

Para subrayar no se recomiendan más de dos colores y también se puede sustituir la "raya" por recuadros o corchetes para señalar párrafos enteros o frases que consideremos de capital importancia. Subraya si es necesario en tus libros (están para tu servicio y no para adornar) y en tus apuntes o fotocopias. Es recomendable que el subrayado se realice a lo largo de la segunda lectura del texto o tema que tenemos que estudiar. Pero también se pueden ir señalando algunos datos o ideas principales en la primera lectura rápida.

También tienes que ir acostumbrándote a escribir notas a los márgenes, en aquellos momentos en que no te queden claras algunas ideas o para completar con otros datos. Estas notas luego son muy beneficiosas ya que facilitan la comprensión y amplían conocimientos.

Como ya señalamos anteriormente, en la segunda lectura, reposada, comprensiva y analítica, es cuando debemos hacer estas operaciones y también es el momento de pararnos a comprender las gráficas, tablas, mapas o recuadros. En muchas ocasiones aportan gran cantidad de información de una manera reducida y clara que nos ayudan a comprender mejor lo que estamos leyendo y de una forma más directa. Pensemos que estamos estudiando un tema de economía acerca de las distintas producciones de un país. Si en esa página tenemos una gráfica de barras o por sectores con las cantidades y elementos que produce sabremos inmediatamente en que despunta y en cual otra es deficitaria

A continuación presento distintos tipos de actividades con respecto al subrayado y análisis de tablas y gráficos.


Los componentes de la sangre

La sangre humana es un líquido denso de color rojo. Está formada por el plasma sanguíneo, los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

* El plasma sanguíneo es un líquido constituido por un 90 por 100 de agua y un 10 por 100 de otras sustancias, como azúcares, proteínas, grasas, sales minerales, etc.

* Los glóbulos rojos o eritrocitos son células de color rojo que son capaces de captar gran cantidad de oxígeno. En cada milímetro cúbico de sangre existen entre cuatro y cinco millones de eritrocitos. Esta enorme abundancia hace que la sangre tenga un color rojo intenso.

* Los glóbulos blancos o leucocitos son células sanguíneas mucho menos abundantes que los eritrocitos. Hay un leucocito por cada 600 eritrocitos. Los glóbulos blancos tienen una función defensiva frente a las infecciones.

* Las plaquetas son fragmentos de células sin núcleo. Hay unas 250.000 plaquetas por milímetro cúbico de sangre, y su función es la coagulación de la sangre


LOS ROMANCES

Uno de los géneros más abundantes de nuestra literatura son los romances. Los hay de todas las épocas. Desde el punto de vista cronológico, los romances se dividen en:

1º Romances viejos.- Son casi todos anónimos. Hoy está generalmente admitido que proceden de los Cantares de Gesta; los episodios más interesantes de los largos cantares de gesta fueron siendo cantados independientemente del resto del Cantar por los juglares. El verso épico monorrimo se rompe y da origen a los versos octosílabos con rima en asonante los pares.

Los romances viejos aparecen a partir del siglo XIV. Los temas de estos romances son generalmente históricos, en torno a prestigiosas figuras de la historia nacional (el Cid, el rey Rodrigo, los Infantes de Lara, Fernán González, etc. Se agrupan formando ciclos de romances. Otros romances tratan de episodios de la Reconquista: son los romances fronterizos. Hay romances inspirados por las hazañas de los caballeros franceses de la corte de Carlomagno (Roldán, Carlomagno, etc.): son los romances carolingios.

Existen también romances novelescos y líricos, cuyo tema no está tomado de la historia o la épica tradicional.(Brunet 1988, pag.178)


DIGESTIÓN INTESTINAL

En el duodeno, el quimo recibe tres jugos que completarán la transformación en sustancias asimilables; dichos jugos son el pancreático, el intestinal y la bilis. Cada jugo se encarga de realizar alguna de las muchas transformaciones necesarias; así, la bilis - de la que diariamente segregamos alrededor de mil centímetros cúbicos - actúa principalmente sobre las grasas.

Poco a poco, el primitivo bolo alimenticio se ha transformado en una papilla, que en el intestino recibe el nombre de quilo; las vellosidades intestinales se encargan de absorber del quilo las sustancias que se han convertido en asimilables.

Las sustancias no absorbidas pasan al intestino grueso, donde permanecen entre 10 y 20 horas; durante este tiempo actúa la denominada flora microbiana; las bacterias que forman dicha flora finalizan la labor transformadora. Finalizada ésta, solo queda por realizar la defecación - expulsión de los excrementos por el ano.(Brunet 1988, pag.182)

Como has visto en los subrayados anteriores, simplemente he presentado ejemplos tipo que seguramente se pueden completar más y mejor pero pueden ser válidos para iniciar el trabajo del subrayado. Tal vez el primer texto sea el que más incompleto está, pero es válido para que lo completes y pongas, a su vez, notas al margen. También es necesario que al tema del subrayado le des, inicialmente, cierta libertad, comprendiendo los distintos tipos de subrayados que puedes hacer según tu propio método de estudio y tu manera de memorizar. No te guíes solo por mi modelo, crea el tuyo propio

El resumen

Es una de las actividades más importantes y claves dentro del estudio. La puedes realizar después de tener hecho el subrayado y posteriormente a haber estudiado el tema, lección o texto. Tienes que intentar hacerlo sin volver a mirar lo que has leído, y si lo haces, lo menos posible. Este resumen debe ser breve pero completo con las ideas fundamentales y utilizando tu propio vocabulario y modo de estructuración de las oraciones. Redactado en forma personal. Tienes que utilizar partículas de enlace entre los distintos párrafos que produzcan la unión lógica entre los mismos. Es evidente que un buen resumen depende mucho de la comprensión del texto y de las veces que lo hayas leído (son recomendables tres; una rápida, otra lenta con subrayado y otra más lenta con memorización y análisis).

El resumen se utiliza para sintetizar el contenido de un texto que luego hay que comentar o estudiar. Facilita el mejor estudio de la lección y su compresión y a su vez facilita la concentración mientras estudias. Con un buen conjunto de resúmenes de las distintas lecciones puedes realizar un repaso final muy positivo de lo que has estudiado.

Para dominar esta técnica tendrás que hacer ejercicios del tipo siguiente:

- Análisis y comentario escrito de textos.

- Resúmenes de los mismos.

- Lecturas detenidas.

- Resúmenes de textos a partir de los subrayado

Es conveniente que posteriormente al resumen lo leas varias veces y lo completes, si es necesario, con el texto delante. En principio, todo tipo de textos son válidos para practicar esta técnica

Los esquemas y los cuadros sinópticos.


El esquema es una técnica que realmente tenemos muy olvidada pero que da mucho juego. No es una técnica sencilla ya que depende directamente de como se haya realizado el subrayado y la lectura.

Un esquema debe presentar las ideas centrales del texto, destacadas con claridad. Presenta de forma sencilla y lógica la estructura del texto. Debe tener una presentación limpia y clara. En el esquema se destacan los puntos principales del texto y los subapartados que consideres de interés. Se utilizan signos para destacar ideas, subrayado, las mayúsculas y minúsculas, colores y distintos tipos de letras. Escríbelo en términos concisos.

Para trabajar el esquema parte de la lectura analítica de un texto y de su posterior subrayado. Vete separando cada contenido por puntos, rayas y subrayados. Mira si lo que has escrito expresa la idea completa del texto sin dejarte datos fundamentales. Puedes utilizar las mayúsculas para señalar los apartados fundamentales y las minúsculas para los elementos de importancia que hay en ellos.

El esquema se escribe todo seguido y debe intentarse que ocupe el menos espacio posible. No existen nexos de unión de ideas sino, en ocasiones, flechas. No se deben escribir palabras sin contenido propio del texto que analizamos.

El esquema es como un resumen pero más esquematizado, sencillo y claro. Con un solo golpe de visto podemos percatarnos de la información que contiene el texto estudiado.

Por lo tanto a partir de un texto determinado puedes realizar las siguientes actividades:

- Localizar las ideas centrales del texto.

- Subrayar las palabras o frases que destaquen esas ideas. Subrayar sobre todo las palabras clave.

- Anotar al margen la idea central del texto y de los distintos párrafos.

- A partir de estas actividades hacer el esquema del texto, con el delante, ampliándolo con posteriores lecturas si es necesario.

Por otra parte el cuadro sinóptico es una variante del esquema que sobre todo se utilizará cuando existan datos muy concretos como fechas, nombres, cantidades y cuando un texto habla de los mismos elementos pero en distintas contextualizaciones. Su técnica es igual a la del esquema pero para su plasmación se confecciona un cuadro con las entradas que sean necesarias

EJEMPLO DE ESQUEMA

Esquema del texto Los Romances.

Cronológicamente se dividen en:

1. Romances viejos:

- Autor anónimo.

- Origen=Cantares de Gesta:

* verso se divide en dos octosílabos.

* rima asonante los pares.

Siglo XIV a XVI.
- Temas:

* históricos: Cid, Infantes de Lara, D.Rodrigo.

* fronterizos: reconquista;

* carolingios: Carlomagno, Roldán.

* novelescos;

* líricos

COMO PREPARAR Y HACER UN EXAMEN

Para preparar un examen correctamente es necesario que sepas previamente y con claridad los contenidos que tienes que estudiar.

Esta tarea de estudio te la puede facilitar aclarándote lo que realmente tiene importancia y lo que no, el propio profesor. Es importante saber que tipo de examen nos van a hacer: test, práctico, teórico, de propia producción de las respuestas, concreto y de respuestas cortas, etc.

A partir de ahí ya te puedes ir haciendo una idea de como vas a tener que estudiar: con gran memorización, con conexión de ideas, con todos los datos hasta los de menos importancia, etc.

A partir de ahí es simplemente la puesta en práctica de todas las técnicas vistas hasta ahora:

- Una primera lectura rápida de lo que hay que estudiar.

- Segunda lectura lenta, analítica, con subrayado y notas a los márgenes.

- Confección de un resumen.

- Confección de un esquema o cuadro sinóptico.

- Repaso con lectura general por encima, lectura de lo subrayado, lectura del resumen y repaso final a las ideas del esquema

Si realmente consigues seguir este orden en todas sus fases, los resultados serán realmente buenos y las notas, sin duda alguna, mejorarán

Cómo hacer un examen

- Ten claro el tiempo que tienes para el examen, tenlo presente siempre.

- Haz una primera lectura general de todas las preguntas.

- Lee detenidamente cada pregunta y ten claro lo que se te está preguntando.

- Comienza contestando aquellas que sabes sin extenderte demasiado, con la información que claramente se te ha demandado. Después si te queda tiempo complétalas

- Después pasa a las preguntas que crees que no sabes, no domines o desconozcas.

- Repasa las contestaciones que has dado antes de entregar
La atención y la concentración
Normas para aprovechar el tiempo
La atención y la concentración son fundamentales para aprovechar las horas de estudio y las explicaciones dadas por el profesor en clase. Para muchos de vosotros esto es un verdadero problema. La necesidad de estar atentos y de concentrarse en el estudio es algo básico. Pero existen muchos elementos que influyen en la atención:

- La motivación y el interés con que estudiamos.

- Las preocupaciones: problemas familiares, problemas con los compañeros, problemas con los amigos, preocupaciones sexuales o amorosas, problemas de dinero, etc.

Las preocupaciones causan mucha ansiedad y desconcentran nuestra mente a la hora de estudiar o atender

- El lugar en que se estudia y las condiciones del mismo.

- La fatiga: no se puede estudiar estando cansado o con sueño

Pero podemos hacer algo para que estos factores nos influyan lo menos posible. Intenta motivarte. Piensa que lo que haces es para ti, sino ten por seguro que fracasarás. ¿Por qué estudio? ¿Qué deseo llegar a ser? ¿Qué puede aportarme el estudio a mi formación como persona? Respóndete a estas preguntas y a partir de ahí actúa. Piensa en ti, en tu futuro, en tus ideas, en tus ilusiones, no te dejes llevar por las situaciones adversas que te rodean, ni por los comentarios, ni por la idea del paro; lucha, esfuérzate, sigue adelante.

También debes intentar resolver los problemas o las preocupaciones. Afronta los problemas. Búscales una salida. Siempre hay una solución. Busca consejo, busca ayuda en profesores, amigos, psicólogos. No te dejes derrumbar.

También debes cuidar el ambiente donde estudias.

Cuida tu estado físico y tu descanso No seas un dormilón. Respeta tus horas de sueño. Haz algo de deporte

La atención, por lo tanto, no es solo algo relacionado con la fuerza de voluntad. También debemos tener en cuenta todo lo expuesto anteriormente. Para eliminar el aburrimiento estudia de una forma activa y dinámica: con bolígrafo y papel. Toma notas, subraya, haz esquemas, busca en el diccionario las palabras que no entiendas. Cuando estés en clase toma apuntes, mira al profesor, pregunta cuando no entiendas algo. Seguir las explicaciones de la clase es uno de los momentos a los que más rendimiento sacamos partido. Se positivo tanto con el profesor como con la materia. No te hundas por las adversidades que vayas encontrando. Todo esto te garantizará el aprendizaje posterior de ese contenido. ¡Te lo aseguro!

Como idea final solo recordarte que en la clase debes tomar apuntes.

(Juan Jose Brunet Gutierrez, Madrid 1.988). Anotaciones y comentarios de Victorino Palacios Martínez

La toma de apuntes

Antes de empezar...

Mira los apuntes que hasta el momento has tomado y califícalos siguiendo los siguientes criterios:(de 1-deficiente a 6-muy buena)

1.-Contienen las ideas principales de la explicación:

2.- Se ve el orden lógico de las ideas:

3.- Limpieza:

4.- Claridad en la letra, subrayados, etc.:

5.- Orden:

6.- Brevedad:

Si la media es tres o inferior a tres te recomiendo que leas lo siguiente

¿Cómo tomar apuntes?

La toma de apuntes es más difícil de lo que parece. Por eso requiere un entrenamiento concreto y práctica. La concentración es algo fundamental.

Una buena idea para facilitar la toma de apuntes es que sepamos de que va el tema que nos van a exponer. Por eso, si es posible, sería conveniente echarle un vistazo al tema el día anterior para saber por donde irán las cosas.

Por otra parte, tu actitud ante el profesor y el tema deberá ser positiva. No tengas prejuicios y no te dejes llevar por los estados de ánimo, ni por las simpatías o antipatías. Concéntrate en lo que haces. Controla tu atención. No divagues.

Es fundamental que estés atento al profesor, mírale, busca las ideas claves de la explicación y concentra tu atención en:

- Captar la lógica de lo que expone el profesor.

- Comparar lo que dice con lo que ya sabes.

- Busca la utilidad para ti de lo que explica.

Resume lo que el profesor va diciendo. Utiliza papel que puedas archivar. Siempre el mismo, con el mismo formato. Guarda los apuntes en carpetas por materias y por días. Inicia los apuntes poniendo en la parte superior de la hoja la fecha y la asignatura o materia. Esto te facilitará su clasificación y orden. Los apuntes debes tomarlos de tal manera que sean fáciles de leer. No escribas todo lo que el profesor diga. No lo copies todo. Sólo las ideas importantes. Copia las fechas, nombres, referencias, etc. Deja margen a la derecha y a la izquierda para anotaciones o aclaraciones. Utiliza el subrayado y las mayúsculas para resaltar lo más importante. Se breve. Abrevia cuanto puedas la palabras. Utiliza siglas, abreviaturas (comprensibles posteriormente) o cualquier signo que tu crees y que para ti signifique algo. Algún ejemplo puede ser:

igual..........= siglo..........S. más que..........+ menos que..........- hombre..........H.

mujer........M. mayor.......> menor..............< que......................q. por.................x

los adverbios acabados en mente añade al adjetivo un símbolo: rápida_; fácil_; normal_

Tu mismo puedes crear tus propias normas o símbolos. Práctica un poco y verás como los resultados mejorarán.

Una idea también importante es que no pases tus apuntes a limpio. Pierdes tiempo. Esfuérzate en tomarlos con la suficiente claridad para que te valgan para su posterior estudio

La memoria y las reglas Nemotécnicas.

Uno de los temas que más interés tiene en las Técnicas de Estudio, y por el cual más preguntáis, es La Memoria. Es evidente que en todo proceso de estudio la memoria es uno de los elementos fundamentales. Pero lo importante es entender la memoria correctamente. Por todo ello en esta página hablaremos de este tema que tanto os preocupa y daré trucos y consejos para mejorarla. También hay un apartado especial para las reglas nemotécnicas (trucos que facilitan la memorización). Como siempre, para cualquier consulta podéis escribirme siempre que lo deseéis: vyt@redestb.es

"La memoria funciona como un gran archivador. Ubicar la información en el lugar correspondiente implica agilizar el proceso de selección y recuperación del material"

Empezaremos diciendo que la memoria y el proceso memorístico está formado por lo que podríamos denominar tres fases:


Registrar


Retener


Rememorar

Nuestra memoria es como un gran armario o archivador en el que es evidente que encontraremos mejor las cosas si las tenemos ordenadas de una forma lógica. También está demostrado que recordaremos más y mejor aquello que comprendamos (por eso no es conveniente "chapar" sin saber lo que "chapamos")


Registrar: En esta fase adquirimos el contacto con los elementos que posteriormente memorizaremos. Sería la primera lectura. Para tener más claros estos conceptos que leemos usamos el subrayado, los esquemas, los resúmenes o fichas. Pero es fundamental que lo que leamos y escribamos lo hagamos de una forma ordenada, lógica y comprendiendo lo que se lee 


No os pongáis a estudiar un tema de matemáticas que se fundamenta en uno anterior que no habéis leído, o no intentéis estudiar el por qué de la Guerra Civil Española si no habéis mirado anteriormente lo que paso en los años previos

Retener: Cuanta más atención prestemos a lo que intentemos memorizar, más fácil nos será retenerlo. Esta es una premisa básica dentro del proceso de la memorización: La Atención. Por esta razón el interés y la motivación ante lo que estamos leyendo y pretendemos memorizar es algo básico. Es fundamental la concentración: aislaros de ruidos, olores, gente que pasa por la habitación, de la televisión e incluso en ciertas ocasiones de la música No es recomendable estudiar con música cuya letra conocemos, esto nos distraerá. Tampoco es bueno estudiar con la radio y por supuesto la televisión es nefasta. Si queréis estudiar con música hacerlo con clásica o instrumental. Tampoco que sea Rock o Heavy, más bien Jazz, Blues, Regae, New Age, Folk, etc. Para retener las cosas, releer los textos solo con lo subrayado, releer la fichas o anotaciones y, por supuesto, releer los temas


Rememorar: Este es, para mi, el proceso más importante y el que a todos más os interesa. El recordar aquello que hemos memorizado. Para ello, la manera de haberlo retenido (ordenado, con lógica, con notas, subrayados, esquemas) va a ser fundamental y también el interés que hayamos puesto en ello. A veces intentamos recordar algo que sabemos claramente que lo hemos estudiado, pero como no lo hicimos de la manera correcta y con la lógica necesaria no es imposible rememorarlo


Insisto mucho, como veis, en la lógica, el orden, la intención. Pero es que realmente son las piezas claves de la memoria

Dentro del tema de la memoria, tenemos la memoria a corto plazo y la memoria a largo plazo (esta segunda es la que a todos vosotros más os interesa). En un principio cuando empezamos a estudiar, la información pasa a la memoria a corto plazo, pero lo que tenemos que pretender es "enviarla" a la memoria a largo plazo, que es la que pervive y la que necesitamos a la hora de los exámenes o pruebas. Para que la información pase a la memoria a largo plazo es necesario la repetición, la concentración, el orden y la lógica y sobre todo el interés por esos contenidos que queremos memorizar. Lo que si es evidente es que se recuerda mejor lo que previamente hemos escrito (no todo al completo) o que previamente hemos clasificado. Por eso insisto tanto en lo del subrayado, los resúmenes, los esquemas y las fichas. Un tema de 30 páginas de historia se puede resumir en una ficha señalando en ella solo los apartados o puntos clave del tema y luego al mirar simplemente esa ficha, si ya lo hemos estudiado, la mente irá soltando todos los contenidos de esos apartados ella sola. Por esta razón, cuando en un examen nos pregunten sobre el reinado de Felipe II podremos recordar lo estudiado ya que nuestra mente ya tiene esa información procesada y memorizada y solo necesita el epígrafe de ese material para soltar toda la información


Las reglas nemotécnicas o trucos para recordar:

Las reglas nemotécnicas son un conjunto de truquillos, casi siempre lingüísticos, para facilitar la memorización. Posiblemente habréis oído hablar de ellos. Se basan es que recordamos mejor aquello que nos es conocido o aquello que nosotros mismos hemos creado. Esto lo veremos mucho mejor con un ejemplo


Ejemplo:

La primera línea de la tabla periódica de los elementos químicos:

Litio-Berilio-Boro-Carbono-Nitrógeno-Oxígeno-Fluor-Neón

Si tenemos que memorizar esta serie, un buen método sería confeccionar una frase con la primera o primeras letras de cada uno de estos elementos: "La BBC no funciona". Esta podría ser una de las posibilidades para acordarnos de estos ocho elementos. Fijaros que he utilizado la L de Litio (La), la B de Berilio y Boro, la C de Carbono (BBC) , la N de Nitrógeno y la O de Oxígeno (no), la F de Fluor y la N de Neón (funciona).

Esta es una posibilidad para este ejemplo concreto, pero seguro que podéis encontrar otros muchos no solo para esta serie sino para esas cosas que tenéis que estudiar y no hay manera de memorizarlas y recordarlas.

Otra posibilidad es la de confeccionar historias, o cuentos, o refranes, seguro que alguna vez habéis oído alguno


Un ejemplo de serie de números podría ser:

007-757-90-60-90-7-10-2230-2300-2.

El agente 007 subió al boeing 727. Vio una azafata de medidas 90,60,90 y decidió pedir un seven (7) up para poder hablar con ella. Quiso quedar con ella a las 10 pero ella le dijo que debía regresar en el avión de las 22:30. Por ello a las 23:00 se fue al cine que acabó a las 2.

Os vuelvo a repetir que estos son solo ejemplos o modelos. Podéis hacer multitud de combinaciones o propias invenciones, pero tampoco compliquéis mucho las cosas por que sino luego tampoco recordareis la regla nemotécnica que habéis creado.


Un ejemplo para recordar una fórmula:

La forma del capital y los intereses de los bancos. Con la palabra "carrete" podremos recordarla. Lo que tendremos que pagar después de pedir un prestamos es: el capital (ca) multiplicado por el rédito o intereses (re) y esto multiplicado por el tiempo (te)

Seguiré sucesivamente proponiendo otras ideas o trucos. Mientras tanto practicar lo que os he comentado y veréis como vuestra memoria mejora. De todas maneras ya sabéis como contactar conmigo para cualquier tema: vyt@redestb.es

Los exámenes finales: cómo llegar a ellos - Victoriano Palacios Martínez



En esta sección no vamos a entrar en la disertación de si se deben hacer o no exámenes, o de su conveniencia o no. Entraremos de lleno en la realidad de todos los estudiantes, que es enfrentarse a ese momento crucial en el estudio que es: los exámenes. Esta es una realidad que está ahí, y por ahora, lo único que podemos hacer es prepáralos lo mejor posible para seguir adelante. Dentro de esta premisa general veremos dos momentos fundamentales dentro de la vida de cualquier estudiante: los exámenes finales y la selectividad.


Los exámenes finales, o una oposición: cómo prepararlos

Se supone que este tipo de exámenes engloban una cantidad enorme de materia que tenemos que revisar y estudiar. Por esta razón si no tenemos en cuenta el tiempo que tenemos podemos encontrarnos con graves problemas a la hora de mirar todos los temas. Por ello, lo primero que debemos hacer es contar los días que nos faltan para hacer el examen. Después si la materia la tenemos por temas tenemos que ver cuantos temas tendremos que estudiar, repasar o releer diariamente para poderlos ver todos, y teniendo en cuenta que debemos dejar 2 días al final para el último repaso. Esto lo vemos con un ejemplo: quedan 15 días y tenemos 42 temas. A esos 15 días le quitamos 2 y nos quedan 13. Dividimos 42 temas entre 13 días. Esto nos da 3,24. Por lo tanto tendremos que estudiar 3 temas diariamente y tres días tendremos que estudiar 4 temas. Si el material lo tenemos clasificado por hojas, ya que los temas son pocos pero cada tema es muy grande, tendremos que hacer lo mismo pero dividiendo por el número total de hojas (apuntes) que tenemos. Si, por otra parte, tenemos que combinar el tema de estudio de un examen con otros, tendremos que tener en cuenta esto y posiblemente necesitaremos más días y de cada asignatura podremos estudiar menos temas. Si os organizáis bien el tiempo y hacéis un buen calendario de estudio podéis conseguirlo. Por otra parte, si a lo largo del año habéis ido haciendo resúmenes de los temas o esquemas, aprovecharlos para ir estudiando los contenidos por estos resúmenes, y solo ir al origen de los contenidos cuando con lo que tenéis resumidos vieseis que no es suficiente. Esto os ahorrará mucho tiempo. Por otra parte, si no tenéis hecho ningún resumen podéis irlos haciendo mientras estudiáis los temas, con el subrayado y haciendo inmediatamente después de haber estudiado un tema su resumen correspondiente. Al principio esto os puede ralentizar pero luego notareis sus ventajas. Hacerme caso. Por otra parte, a la hora de preparar esos exámenes finales, centraros más en aquellos temas que habéis visto que a lo largo del curso el profesor daba más importancia, porque seguramente serán sobre lo que os pregunten. Si son contenidos prácticos revisar y repasar todos los problemas y ejercicios que se hicieron ya que os pondrán alguno parecido. Si al final os dais cuenta que no podéis ver todos los temas, dejar los que menos importancia creéis que tienen, y los que menos tiempo les ha dedicado el profesor. Pero sobre todo, no os agobies por la cantidad de contenido, ya que si os organizáis bien podréis hacerlo.


i lo que estamos preparando es una oposición, lo que hemos dicho anteriormente nos vale igual, pero con la ventaja de que se supone que tenemos más tiempo aunque también tendremos más temas. Pero el proceso y la metodología de trabajo puede ser la misma. Es fundamental que no dejéis todo para el final y que estudies todos los días, aunque solo sea un tema. El hábito de estudio es algo básico y la mete se tiene que habituar al ritmo de estudio. "Estudia diariamente y tendrás preparada la mente".


La selectividad: temas a tener en cuenta. Podemos considerar a La Selectividad como un macro examen final. Un examen de varias asignaturas en las que se engloban todos los contenidos que se han visto a lo largo de un año. Normalmente los profesores ya dan consejos y guías de que temas son los más importantes y en que contenidos hay que fijarse más. A la hora de estudiar podemos seguir los consejos que vimos más arriba pero teniendo muy en cuenta las normas que nos den los profesores. Bien. pero vamos a ver como podemos hacer los exámenes:

1.- Una primera norma es no dejar ninguna pregunta en blanco. Aunque no sepamos nada del tema, intentar relacionar, darle vueltas al asunto, inventar si hace falta, ya que aunque sea poco algo siempre os van a puntuar. Pero tener en cuenta que una pregunta en blanco es simplemente un cero.

2.- Es muy normal que el tema del comentario esté relacionado con un tema de actualidad. Por eso es muy conveniente leer la prensa en el último mes y estar atento a las noticias. Esto nos puede ayudar mucho luego a la hora de hacer el comentario.

3.- Intentar ser claros y concisos en las respuestas. Primero ir al grano y si os queda tiempo después ampliar las respuestas. Pero antes de nada contestar directamente a lo que os pregunten para luego ampliar la respuesta si es necesario o si tenéis tiempo.

4.- Procurar hacer buena letra y presentar las cosas limpias y claras. Evitar en lo posible las tachaduras y los borrones. La primera imagen que da un examen puede condicionar mucho a su corrector.

5.- No os hundáis si os sale en una materia algún contenido que desconocéis al completo. Seguir adelante y atacar las demás pruebas. El hacer mal una parte o no contestar una parte no conlleva que ya por eso vamos a suspender. Unas buenas notas en unas pruebas compensan otras.

6.- Antes de contestar tener claro lo que se os pregunta. Releer el titular, centraros y cuando lo tengáis claro, al ataque.

7.- Tener muy en cuenta el tiempo del que disponéis. No perdáis todo el tiempo en una prueba y dejéis sin tiempo a otra. Empezar siempre por lo que sabéis. Luego ir a las preguntas que desconocéis o a la prueba de la asignatura que menos dominéis. Pero antes de nada asegurar lo que tenéis claro.

8.- No hagáis caso los días anteriores o minutos antes a rumores o cotilleos, vosotros dedicaros a lo vuestro, concentraros y no perdáis la calma.

9.- Si no entendéis lo que se os pregunta pedir ayuda a los miembros del tribunal o a los vigilantes. Antes de contestar algo mal o de dejarlo en blanco por no entender lo que quieren, pregunta.

10.- Fíjate bien a la hora de cubrir los datos que se os piden. Si te equivocas esto puede provocar tu auto exclusión. No te olvides del DNI., de llevar bolígrafos (no lleves solo uno), lápices, gomas, etc.

Confío en que estos consejos os sirvan de ayuda. ¡Ánimo!


La hora de la verdad: cómo hacer un examen.

- Ten claro el tiempo que tienes para el examen, tenlo presente siempre.

- Haz una primera lectura general de todas las preguntas.

- Lee detenidamente cada pregunta y ten claro lo que se te está preguntando.

- Comienza contestando aquellas que sabes sin extenderte demasiado, con la información que claramente se te ha demandado. Después si te queda tiempo complétalas.

- Después pasa a las preguntas que crees que no sabes, no domines o desconozcas.

- Repasa las contestaciones que has dado antes de entregar.


Confirmado: A estudiar se aprende - Claudia Mendoza



A través de esta columna te entregamos algunas técnicas más específicas, que serán útiles en el momento de establecer los hábitos de estudio en tus hijos.

En un artículo anterior se menciona la importancia de las técnicas de estudio como factor que facilita el aprendizaje y el rendimiento escolar. Ahora nuestro interés se centra en continuar con algunas técnicas más específicas que serán útiles al momento de establecer los hábitos de estudio en sus hijos. En esta oportunidad se harán algunas referencias al texto " A estudiar se aprende" de las psicopedagogas Cecilia García Huidobro, María Cristina Gutiérrez y Eliana Condemarín, texto ya citado en la Bibliografía de Cero Drama.

Las autoras manifiestan que estudiar es la acción para adquirir conocimientos con el fin de aplicar lo aprendido. Una actividad que requiere de un esfuerzo constante, concentración y motivación por alcanzar un logro que a veces no es inmediato. Además de las condiciones físicas, horario y espacio -determinados previamente-, se necesitan elementos que faciliten una comprensión adecuada de los contenidos a estudiar.

Es importante considerar el estudio como un plan de trabajo a largo plazo, en el cual se debe definir metas objetivos y métodos.¿Cómo definir el tiempo de estudio? Para estudiar se requiere en primer lugar de concentración, que no es más que mantener la atención por un tiempo más prolongado. Nuestro nivel de concentración manifiesta ciertos límites y fluctuaciones; por lo general mantenemos nuestra atención por períodos que fluctúan entre 20 a 30 minutos en adolescentes y adultos. En niños es menor.

Tomemos como ejemplo la duración del período de estudio en el colegio (hora pedagógica) el que dura 45 minutos, en la cual se plantean: los contenidos a estudiar, se realizan ejercicios y preguntas. En fin, se desarrolla una serie de actividades en las cuales los alumnos no sólo deben mantener su nivel de atención. Por lo tanto, el tiempo de estudio no corresponde a una hora cronológica, ya que es una exigencia poco eficiente.

De esta manera, es conveniente recordar que si a nuestro hijo no se le exige mantener su atención durante un período mayor, no podemos exigir una concentración mantenida durante mucho tiempo en nuestro hogar.

Sin embargo, podemos enseñar a nuestro hijo a mantener la atención de otra manera, pues ésta posee una gran cualidad: es fluctuante, por lo tanto, después de un breve descanso podemos regresar a la tarea, como si fuera una pila de energía.

A veces el tiempo de descanso en adolescentes puede ser cambiado, variando el tipo de contenido a estudiar; es decir, si estudia matemáticas, puede continuar estudiando historia, de esa manera puede ahorrar tiempo.

Considerar la edad de su hijo es fundamental. Si es un niño pequeño la capacidad para mantener su concentración es más limitada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada